10/05/18 | ¿Cómo planchar de forma impecable tus camisas?
¿Cuál es la técnica para planchar nuestras camisas y conseguir el mejor resultado? Hay algunos consejos que pueden ayudar a quienes no tienen experiencia.

 

Aprender cómo planchar una camisa es fundamental para quienes usan estas prendas de vestir. Una camisa bien planchada ofrece una imagen de persona aseada y cuidadosa, que es muy valorada en todos los ámbitos sociales.

Sin embargo, el dominio de la plancha requiere de paciencia y una buena técnica. No se trata solo de encenderla y pasarla por la tela; es preciso saber cómo planchar cada prenda para que quede perfecta.

¿Cómo planchar las camisas?

A los inexpertos en el planchado les suele pasar que quitan una arruga y generan un montón más. También existe el peligro de quemar la prenda por usar una temperatura inadecuada sobre la tela.

Como regla general, aunque la camisa lleve la etiqueta de “fácil de planchar”, no es tan fácil en el primer intento. Pero teniendo en cuenta algunas sencillas sugerencias, es posible aprender a planchar de la forma correcta.

Es interesante saber que, si la camisa está manchada o sucia, el planchado fijará la suciedad. Por tanto, hay que tener siempre en cuenta planchar las prendas limpias.

La tabla o mesa para planchar

Es un auxiliar muy útil para facilitar  la tarea. Hay formatos plegables, que ocupan poco lugar; se permite desplegar la ropa de forma ordenada y moverla con comodidad.

La temperatura de la plancha

Lo primero es revisar la etiqueta de la camisa. En ella seguramente se encuentran las indicaciones del fabricante en cuanto a la temperatura adecuada. Se las identifica con el logo de una plancha; si la plancha del logo está tachada, ello indica que la prenda no se plancha.

Si no hay indicaciones específicas, se observará el tipo de tela. El algodón resiste la plancha caliente; por el contrario, el poliéster requiere una temperatura media.

Pasos para planchar una camisa

Cada parte que se menciona se extenderá sobre la mesa de planchar:

·         Cuello. Iniciar el planchado por la parte interior del cuello, desde el centro hacia los costados. Después hacer lo mismo con la parte exterior.

·         Hombros. Comenzar por el canesú desde el hombro hacia el cuello. Repetir el procedimiento con el otro hombro.

·         Puños y mangas. Extender una manga y plancharla empezando por el puño; después repetir con la otra.

·         Frente y espalda. Comenzar con las partes delanteras. Hay que ser cuidadoso en las zonas entre los botones, porque se pueden lastimar. Una vez que las partes delanteras estén listas, proceder con la espalda.

Es conveniente colgar la camisa tras su planchado durante un rato, antes de usarla; se trata de que se enfríe y no vuelva a arrugarse. Con ello obtendremos el mejor resultado.


Tiendas
· mangasclub.com · copyright 2012 ·
Nota legal | Diseño web